mié. Ene 26, 2022

El Gordo Quintero voló al Cielo

Amaneció con un cielo gris la ciudad de Cali hoy 7 de enero, el día más difícil de mi vida, el día en que veo partir a mi padre, a mi maestro a mi mentor, a mi entrenador, a mi viejo, al hombre más valioso del mundo, el que sin una carrera universitaria fue narrador de radio súper, de la red sonora, caracol palmira. Así mismo formó un club de bmx y luego de pista y ruta, sacó campeones nacionales los que quieran, y se inventó el evento más importante del ciclismo colombiano para categorías inferiores LA GRAN MICROVUELTA AL VALLE.

Nos deja un legado inmenso, amado por mucho, odiado por otros, pero su enseñanza siempre estará marcada en los corazones de quienes lo conocieron tan jocoso, recochero y regañon.

Su lema siempre fue «HAY QUE SER PERSONAS ANTES QUE CICLISTAS» y no dudo que todos los que lo conocen aprendieron eso de él.

Nunca son suficientes abrazos, nunca son suficientes te amo, nunca es suficiente tiempo compartido, aprovechen siempre a sus seres queridos mientras puedan.

Un hasta siempre mi viejo querido. Nunca olvidaré todos los viajes que hicimos para competir y luego como entrenadores y mucho menos olvidaré ver sábados felices junto a ti…

Este mensaje escrito por Ulrich, hijo de Hernando y a quien rendimos homenaje la familia de Ciclismo sin Límites y con quien compartimos sus últimas transmisiones, Copa de las Naciones, nacionales de Pista y Microvuelta al Valle, con Chispazos del Ciclismo, Caracol Sevilla y Caracol Girardot.

Dios lo tenga en su santa Gloria y a su señora Elizabeth, sus hijos Ulrich y Johana, al igual que a todos los integrantes de Águilas del Ciclismo nuestro abrazo de solidaridad y la Fe en el Todo poderoso para seguir adelante.

«ALÉ ALÉ ENCALAMBRADO»