lun. May 25, 2020

Obituario ciclístico Colombia

El juez de ciclismo del Tolima Gustavo Arroyo y también, el auxiliar logístico del velódromo Alcides Nieto Patiño, Orlando Calvo, fallecieron este fin de semana en Ibagué y Cali respectivamente.

Arroyo de setenta y un años, fue fundador del colegio de jueces y cronometristas del Meta, donde vivió en la década de los sesenta y luego trasladado por su empresa al Tolima, juzgó varias carreras locales y nacionales. Falleció de un coma diabético.

“Era un buen juez”, su hijo Diego, ahora sigue el legado y desempeña esta labor de juzgamiento.

Lamentamos lo acontecido y acompañamos a su familia señaló a Ciclismo sin Límites, Carlos Leal presidente del colegio del departamento.

De otro lado, Orlando Calvo de 38 años, auxiliar de logística del velódromo Alcides Nieto Patiño de la ciudad de Cali, falleció tras sufrir un infarto y se suma a las muertes lamentables de Rafael Arias, técnico; Melba Jaramillo, madre del presidente de la liga Alfredo Saavedra y de Alexander Carreño, hermano del comisario Fabio.

El grupo Ciclismo sin Límites entrega su voz de solidaridad y mucha fortaleza a sus familiares para que de la mano de Dios, sigan con mucha Fe adelante.